NFT Parte 2: Lo bueno, lo malo, lo feo

  • Toda revolución trae consigo aspectos positivos, negativos y desagradables, y claramente el auge de los NFTs no está exento de ellos, por el contrario, está representando una oportunidad en sí misma al punto que cualquier persona podría buscar beneficiarse con esta tecnología, solo bastaría con conocer un poco sobre ella.

    Ya sea que los NFTs sean una moda o se mantenga vigente y evolucionen,  queremos puntualizar en esos aspectos que están marcando su vertiginosa presencia y popularización:

    Lo Bueno

    Quizás lo mejor de los NFT sea la creación de oportunidades para muchos artistas digitales que no siempre tienen espacios especializados y masivos para exponer su arte, más allá de sus cuentas en redes sociales que no terminan de resaltar sus trabajos. Por el contrario, los NFTs tienen tiendas virtuales como OpenSea que dan gran exposición y total seguridad, ya que las ventas se realizan a través de Ether (Eth), que es la criptomoneda de Ethereum.

    Por otro lado, existe un alto grado de trabajo colaborativo, por ejemplo, no tienes que ser un artista para crear un NFT, probablemente no seas diseñador, pero puedes tener una ideas y juntarte con un grupo de amigos con diversos talentos y puedes crear una colección, publicarla y más que solo ganar dinero, tener un registro de tu obra y así poco a poco, hacerte conocido.

    Lo mismo pasa si quieres crear una pieza musical, podrías hacerlo solo o con un grupo de amigos, y ni qué decir de un libro ya que podría necesitar un editor, un ilustrador y también alguien que lo digitalice. En ese sentido, hablar de NFT es también poder ver una parte importante, implícita y sigilosa de artistas digitales o personas como cualquier otra que descubren posibilidades y quienes seguramente no ganarán el dinero que esperan, pero están siendo partícipes directos de la evolución de la tecnología.

    Finalmente, los NFT se han aventurado a llegar a los videojuegos como Axie Infinity que para jugarlo debes tener el NFT de los personajes, o Age of Rust que te permiten desbloquear áreas según avanzas en el juego, entre otros más, pero definitivamente la expansión de esta tecnología podría decirse que no tiene límites y solo es cuestión de tiempo para que otro sector se apropie de ellos y vuelva disruptiva su industria.

    Lo Malo

    Últimamente se está hablando con más fuerza de cómo los NFTs están dañando al medioambiente y seguramente gran parte de los críticos lo relaciona directamente con los artistas que los crean, pero no es así necesariamente.

    Lo que está sucediendo es que la tecnología que soporta los NFTs, es decir, la blockchain es el problema ya que para que se siga concatenando y registrando más y más transacciones, precisa de miles y miles de computadoras potentes que compiten para procesar un algoritmo o ecuación matemática (Proof of Work) y la primera que lo logre, recibirá un incentivo que normalmente suele ser un bitcoin.

    El punto es que con el auge de las criptomonedas, muchas personas han armado súper computadoras para procesar más rápido estas operaciones, otros con más recursos han creado granjas, que podría ser una habitación con 30 computadoras o servidores, por ejemplo, con la intención de ganar y seguir manteniendo la blockchain, pero lamentablemente el incremento de uso de esas computadoras está generando mayores emisiones de CO2.

    En ese sentido y para contrarrestar el impacto, se quiere cambiar cierta estructura de trabajo para concretar una transacción buscando reducir la sobre utilización de energía a través del Proof of Stake, que ya no es una competición para que el más rápido gane, sino que la operación que ahora solo un servidor podrá realizar el trabajo de verificación y aprobación, por tanto no es preciso una granja completa, sino solo una computadora como la que tienes ahora mismo en casa.

    Por otro lado, también se está buscando utilizar energía renovables como en Islandia, por ejemplo, que se aprovecha las centrales geotérmicas para instalar grandes minas y así aprovechar el clima frío que ayudan a enfriar las máquinas.

    En Costa Rica, la empresa Avalon Life produce su propia energía para abastecer a su granja de minas usando paneles solares, pero también aprovecha la actividad volcánica que permite contar con energía geotérmica.

    Lo Feo

    No tiene ningún tipo de regulación por tanto es muy sencillo hurgar en un ecommerce de NFT y copiar o descargar cualquier diseño, modificarlo y subirlo nuevamente para ofrecerlo, algo que quizás ni con una legislación se podría parar. Tampoco está claro quién es el propietario de las obras, el que las vende o el que las compra… solo está claro que la transacción genera un código único sin que haya un sistema regulador que lo ampare.

    Por otro lado, se habla mucho de que los NFT como una burbuja que en cualquier momento estallará y las obras no tendrán ningún tipo de valor generando pérdidas incalculables. Si bien ahora las grandes compañías están apostando por esta moda pasajera, quizás a medianos plazo no tendrá mayor valor, es por ello que mientras más rápido te subas a la ola, es mejor porque no se sabe cuál será la real situación a mediano o fin de año.